Transitando

Temario

Conducta del pasajero

Monitos alertas

Tag: Lecturas.

Papá mono debía llevar a la escuela a sus tres hijitos: Toño, Tina y Tutú. Muy temprano en la mañana, los tres monitos se alistaban para subir al auto de papá, el cual era muy amplio y tenía los asientos justos para cada uno. Toño, por ser el mayor iba adelante en el asiento del copiloto, Tina en el asiento de atrás, y Tutú, por ser el más pequeño, se sentaba en un asiento especial de seguridad. Papá mono iba al volante, y ordenaba a todos que se colocaran el cinturón de seguridad correctamente.

Ya en la avenida, papá mono empezó a ponerse de mal humor por la gran cantidad de autos que habían en la calle. Pasaban los minutos y la fila de autos no avanzaba, las luces verdes del semáforo parecían cambiar muy rápido, sin dar espacio para que el auto de esta familia de monos pase. En uno de esos cambios de luz, papá mono decidió pasarse la luz roja para llegar más rápido, ante lo cual sus tres monitos le llamaron la atención “¡Papá, está muy mal que no respetes las señales de tránsito!”. Al mismo tiempo, sonaba el silbato del policía, quien le colocaba una multa a papá mono por no haberse detenido ante la luz roja. Muy avergonzado, papá mono pidió disculpas a sus monitos, pues recién allí se dio cuenta de que había puesto sus vidas en peligro.

Comparte
este artículo
Descarga
    Preguntas:
  • ¿Cómo deben sentarse los monitos en el auto?
  • ¿Por qué los monitos llamaron la atención a papá mono?
  • ¿Qué más le pasó a papá mono por haber pasado la luz roja?