Transitando

Temario

Seguridad

La caída de Luis

Tag: Lecturas.

Luis y su hermano Juanito jugaban en el patio de su casa. Mientras tanto, su mamá que estaba preparando el almuerzo en la cocina, se dio cuenta que le faltaba sal y otros ingredientes para la sopa, por lo que le pidió a Juanito que por favor vaya a la bodega a comprarlos. Luis, que quería seguir jugando con su hermano, decidió tomar su bicicleta para ir y regresar rápido de la tienda.

A una cuadra de su casa, se dio cuenta que solo se había puesto el casco, ¡pero no sus rodilleras! A pesar de esto, él dijo: “No creo que importe, es solo para ir aquí a la esquina” y, continuó su camino. Llegó a la bodega y compró todo lo que necesitaba. Mientras regresaba a su casa, una persona que andaba distraída mirando el celular, cruzó la calle sin mirar.

Luis trató de hacer una maniobra para no chocar con ella, pero perdió el control y ¡Plum! Cayó sobre la vereda, raspando fuertemente sus rodillas. El dueño de la tienda salió corriendo a ayudarlo, ¡todas las compras habían salido volando de la bolsa! y Luis, lloraba sin cesar. Ya en casa y un poco raspado, le contó a su mamá lo que había sucedido, mientras ella lo curaba con agua oxigenada.

Desde ese día Luisito aprendió que cada vez que utilizara su bicicleta, además de siempre proteger su cabeza con un casco, debería también proteger sus rodillas, no importaba qué tan lejos o cerca tuviera que ir.

Comparte
este artículo
Descarga
    Preguntas:
  • ¿Por qué Luis se raspó muy fuerte las rodillas?
  • ¿Qué debe hacer Luis cuando sale en bicicleta?